21 octubre 2006

Ceci y Magnate

Quien iba a decirle a la señorita Ponderlech que aquella tarde, tan pronto como abriera la puerta de su casa, iba a encontrarse con el hombre de su vida.
Who could say to the young Lady Ponderlech that in the evening, as soon as she opened the door of her house, she was going to have a "rendevou" with the man of her life.

Fernan.

4 comentarios:

Baobab Estudio dijo...

Augustus Lendoiren nunca había visto dama tan hermosa.

Javi

dibumac dijo...

Fernan, me parto : )

Santy Gutiérrez dijo...

Ella pensó: GRAN hombre
Él pensó: MENUDA mujer

Baobab Estudio dijo...

qué bueno Fernan :))))


la patri